Empresa Certificada en ISO 9001:2015

Transformación digital para la Industria Agrícola

Al auge de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación en los diversos sectores industriales se le conoce como transformación digital, en la industria agrícola las nuevas herramientas van incorporándose rápidamente, tecnologías como el blockchain y el big data, además de la inteligencia artificial, la robótica, la sensorización, la teledetección y todas las herramientas que brinda en internet han impactado tremendamente al sector agropecuario.
Share on facebook
Share on pinterest
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
blank

¿Qué vas a aprender en este artículo?

Desde hace algunos años se han ido transformando rápidamente las formas de trabajar, de interactuar y de vivir, el avance tecnológico brinda beneficios que se han convertido en vitales para el crecimiento y éxito de muchos negocios; de ahí la importancia de crear una estrategia que permita hacer uso de estos nuevos recursos para mejorar el desempeño y productividad de las empresas.

Al auge de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación en los diversos sectores industriales se le conoce como transformación digital, en la industria agrícola las nuevas herramientas van incorporándose rápidamente, tecnologías como el blockchain y el big data, además de la inteligencia artificial, la robótica, la sensorización, la teledetección y todas las herramientas que brinda en internet han impactado tremendamente al sector agropecuario.

Este cambio radical en la forma de trabajar para la industria agrícola propone también un nuevo funcionamiento de la cadena de valor de sus productos, por lo que todo el negocio agroalimentario se transforma gracias a la recolección y manejo de datos que provienen de las TIC.

Cuando se piensa en un agricultor difícilmente se considera a uno que se dedique a generar y consumir datos, pero en la actualidad eso es lo que hacen quienes trabajan para la industria agrícola, utilizan aplicaciones para recolectar conocimiento acerca de lo que sucede en sus campos de cultivo y lo que ocurre también fuera de ellos, con sus consumidores. Las aplicaciones que utilizan pueden representar gráficamente datos como la humedad del suelo, el clima, cotizaciones, etc.  Permitiendo a los profesionales de la industria agrícola tomar decisiones que con mayor precisión aseguren mejorar su productividad.

Gracias a la transformación digital, la industria agrícola ha logrado adaptarse a las necesidades de sus consumidores, además de ampliar sus posibilidades tanto de tierra como en cosechas, también les ha permitido ahorrar costes en insumos. Otra gran ventaja es que permite mejorar las condiciones laborales de los trabajadores, lo que representa brindarles una mejor calidad de vida.

Las nuevas tecnologías han traído consigo también un avance en cuanto a sustentabilidad ambiental, se ha logrado con ellas reducir el impacto a los recursos naturales hasta en un 50%, y hasta reducir los desperdicios agroalimentarios con etiquetas inteligentes.

Por primera vez en la historia la industria agrícola no vive en la incertidumbre, las TICs han llegado afrontando grandes retos y a pesar de que la transformación digital puede encontrarse con algunas dificultades como la cobertura telefónica y de banda ancha en todas las áreas rurales, la realidad es que sus beneficios han sido muchos más.

Otras de las dificultades comunes de la transformación digital en la industria agrícola es el acceso a los medios económicos necesarios para la explotación de las nuevas tecnologías y la capacitación de sus usuarios.

5 pilares para la transformación digital en la agricultura

1. Agricultura de precisión (GPS y Drones)

El Internet de las Cosas (IoT) está simplificando, racionalizando y optimizando la recolección, inspección, monitoreo y distribución general de recursos agrícolas a través del uso de sensores en materiales y equipos.

De la misma forma que la tecnología dentro del campo, los sensores se colocan en equipos agrícolas para rastrear su estado y el rendimiento de la máquina. La maquinaria y otros equipos agrícolas se están fabricando con sistemas de navegación en base a una amplia variedad de sensores diseñados con la capacidad de compensar las irregularidades del terreno. También ha tomado preponderancia el uso de sistemas GPS diseñados para el análisis del rendimiento y posterior documentación de los resultados de la cosecha o aplicaciones, directamente desde la cabina del equipo y así facilitar la toma de decisiones de campo en tiempo real.

Los drones están siendo utilizados para el monitoreo de plantaciones y cultivos en países desarrollados con el propósito de combatir factores ambientales dañinos. Algunos tienen la particularidad de producir imágenes en 3D que pueden usarse para predecir la calidad del suelo y planificar los patrones de siembra y plantación. Los drones también se usan para aplicar pesticidas en plantaciones y cultivos. Estudios recientes han dejado en evidencia que los drones pueden aumentar la velocidad de aplicación de agroquímicos cinco veces en comparación con otros tipos de maquinaria y métodos.

2. Robótica para siembra, cosecha o trasplante de plantas

El uso de robots, por ejemplo, para la aplicación de agroquímicos, dada su alta precisión, puede reducir el uso de la cantidad de agroquímicos hasta un 90%. Ya existen empresas de robótica que están experimentando con láser para identificar y eliminar malezas de manera automática. Otras empresas están diseñando robots para siembra, para cosecha o para trasplante de plantas que agregan un nuevo estándar de eficiencia.

Los robots pueden ser muy productivos y además muchas veces resolver problemas de disponibilidad de mano de obra, lo cual es una realidad, sobre todo en países desarrollados o en vías de desarrollo.

3. Blockchain para mayor transparencia

Los sensores RFID pueden ser utilizados para hacer un seguimiento minucioso de los alimentos desde el campo hasta el punto de venta directo a consumidor final, quien a su vez podrá seguir todo el detalle acerca de los alimentos que consume, desde el campo hasta el punto de venta donde compró. Estamos hablando de una trazabilidad absoluta, lo que se traduce en una mayor confianza por parte de los consumidores hacia las empresas agroalimentarias.

Hoy existen herramientas tecnológicas para monitorear de manera eficiente aplicaciones, cumplimiento de limites de residuos de pesticidas, entre muchos otros aspectos en la cadena.

Dentro de la trazabilidad, el blockchain se ha vuelto fundamental. Los mercados buscan la mayor transparencia y consistencia en la información de los alimentos desde el huerto hasta la mesa. En pocas palabras, la tecnología blockchain permite el almacenamiento y la transmisión de información de manera inmediata, transparente y segura, a través de una forma distribuida, sin un órgano central de control de la información.

4. Inteligencia Artificial para predecir características y genes

No tenemos dudas que uno de los elementos más innovadores de la transformación digital, es su capacidad de hacer uso del aprendizaje automático y el análisis inteligente para extraer datos que permitan hallar tendencias y patrones. El aprendizaje automático tiene la capacidad de predecir qué características y genes serán los más efectivos para la producción de cultivos, entregando así a los productores agrícolas la mejor variedad de cultivo, hortaliza o frutal por su zona geográfica, suelo, clima y microclima.

Por otra parte, los algoritmos de aprendizaje automático también permiten mostrar qué productos se compran más y qué productos están cayendo en el mercado. De esta manera, el productor agrícola puede crear pronósticos efectivos de demanda que optimicen sus resultados económicos.

5. Big Data para una mejor productividad y competitividad

A través de todas estas tecnologías descritas generamos una extraordinaria data que no podemos desaprovechar. Parte fundamental de la revolución tecnológica en la agricultura es utilizar toda esta información para generar inteligencia de datos y una mirada estratégica e ingenieril de la agricultura, que en definitiva hace que la transformación digital tome sentido. Ser más productivos y competitivos como industria es una tarea prioritaria de cara a la próxima década, donde la falta de alimentos es una amenaza de carácter mundial.

Finalmente el objetivo de la transformación digital es que todo el sector agrícola, sin importar el tamaño de su explotación, esté preparado para adaptarse a los cambios que implican los avances tecnológicos, mejorando su seguridad, confiabilidad y productividad. Algunas de las aplicaciones que se han desarrollado permiten la automoción de muchos procesos de la industria agrícola, el uso de las nuevas tecnologías para la fabricación de herramientas y refaccionamiento industrial también ha impactado enormemente a la mejora de su producción. La empresa BRR, líder en el refaccionamiento industrial en México, cuenta con una amplia gama de estos productos que surgen bajo el paraguas de de la transformación digital, permitiendo a las empresas cubrir sus necesidades en cuanto a refacciones industriales desde los materiales y procesos más actualizados, garantizando confiabilidad, seguridad y eficiencia en las operaciones de todos sus clientes

¿Te resultó útil esta información?

Ayúdanos a compartirla para que llegue a las personas que pueda serle útil.

Puedes enviarla fácilmente a través de WhatsApp.

Recuerda que compartir información  es otra forma de ayudar.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
¿Te gustó? Déjanos tus comentarios
Shopping cart
¿Necesitas ayuda? Abrir Whatsapp

Sign in

No account yet?