Empresa Certificada en ISO 9001:2015

Principios Básicos de Lubricación en Motores Eléctricos

Los fabricantes de motores siempre están en búsqueda del método más eficaz para la lubricación de éstos, los procesos para llevar a cabo el engrasado cuentan con características físicas que evitan la contaminación y protegen a toda la máquina.
Share on facebook
Share on pinterest
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
blank

¿Qué vas a aprender en este artículo?

Por lo general los pasos a seguir son los siguientes:

  1. Apagar y cerrar el motor
  2. Limpiar el lubricante que queda por la presión y los contaminantes que se encuentren cerca del tapón para engrasar, ya sea pintura, residuos o cualquier otro.
  3. Quitar el tapón y cepillar dentro para retirar las partículas de lubricante que han endurecido en la cavidad
  4. Añadir el lubricante de acuerdo al tipo de motor y rodamientos que utiliza
  5. Operar el motor durante media hora antes de cambiar el tapón, de manera que se evite la presión en la carcaza.

La frecuencia de lubricación deberá consultarse directamente con los fabricantes, existen tablas de estandarización donde se puede observar de acuerdo al tipo de motor cada cuánto es necesario que se lubrique; no se debe olvidar considerar que el ambiente bajo el que operan las máquinas puede influir grandemente en el tipo y frecuencia de lubricación del sistema.

El tipo más usual de rodamientos en estos motores es el AFBMA-7, en ellos hay un espacio de entre 3 y 5 milésimos de pulgada por donde corre el lubricante logrando reducir la fricción de las superficies, todos estos rodamientos se lubrican con aceites. Las grasas usadas para la lubricación de motores eléctricos son esponjas de aceite, la base, que es la parte esponjosa, puede cambiar de acuerdo al fabricante, la temperatura a la que se está operando, así como el ambiente en que se encuentra. Esta grasa mantiene al aceite suspendido y eso le permite mantener el flujo durante la operación de la máquina, el aceite se detiene de las bolas que cuentan con superficies ásperas justo para este uso; en ocasiones se agrega grasa de más y se queda comprimida entre estas superficies, así que aumenta la presión y eleva el calor durante la operación.

Por el contrario, cuando no se añade la grasa suficiente provoca fricción que va en aumento, lo que también resulta en calor. De este modo se puede vislumbrar la importancia de que el engrase sea justo y adecuado. Una manera de saber que la lubricación fue incorrecta es el ruido que genere la operación, sin caer en la tentación de reducir este ruido por medio de lubricación excesiva ya que se puede poner en riesgo el motor y toda la operación, este tipo de silencio será una seguridad falsa.

Algunos rodamientos son blindados o también llamados sellados, estos cuentan con espacios mínimos libres entre la carrera interior y exterior que sirven para que el aceite y la grasa logren desplazarse entre las partes móviles para reducir la fricción, la ventaja es que evitan la entrada de grandes contaminantes que puedan causar daños a las superficies.

Engrasar con el motor encendido

blank

Cuando un motor se engrasa mientras está operando parte de la grasa va hacia las superficies del rodamiento y esto le causa un gran estrés, reduciendo los espacios libres para el flujo del lubricante y por lo tanto aumentando la fricción. De esta manera la temperatura aumenta y las superficies van rechazando las grasas; al momento de disminuir la temperatura las grasas ya no se verán en su lugar, ya que con la elevación previa de la temperatura esas grasas perdieron viscosidad de modo que se les permitió fluir libremente.

En cambio cuando el motor se apaga antes de comenzar con la lubricación la grasa entra al rodamiento poniéndose en contacto con las superficies, al momento de encender el motor el exceso será eliminado por el rodamiento, de manera que la temperatura se eleva poco a poco manteniendo niveles adecuados para la operación; la viscosidad le permite a la grasa fluir dentro de los estándares esperados. Por este motivo es de gran importancia apagar el motor para su lubricación, las probabilidades de que ésta sea adecuada y segura, son mucho mayores estando el motor apagado, cerrado y bloqueado.

Cuando se mantiene la lubricación adecuada es posible asegurar la confiabilidad del motor eléctrico, así como su seguridad y tiempo de vida útil.

¿Te resultó útil esta información?

Ayúdanos a compartirla para que llegue a las personas que pueda serle útil.

Puedes enviarla fácilmente a través de WhatsApp.

Recuerda que compartir información  es otra forma de ayudar.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
¿Te gustó? Déjanos tus comentarios
Shopping cart
¿Necesitas ayuda? Abrir Whatsapp

Sign in

No account yet?